La Poda de Arboles Frutales | Sastrería Vegetal Paisajismo

 El crecimiento de un árbol frutal, desde el momento mismo del injerto, es un arte reservado a la poda. Una buena cosecha depende, para muchas especies leñosas, de la intervención de herramientas. 
La aireación, la nivelación son entre otras las prácticas que contribuyen al buen cuidado de un árbol, sea cual sea su edad. La vida de ciertas especies productivas dependerá de la intervención del hombre, y que puede observar la naturaleza y actuar en consecuencia.
LA PODA DE ÁRBOLES
Herramientas para la poda:

Actualmente las herramientas para podar son numerosísimas y muy perfeccionadas, por la gama variada que encontramos en el mercado. Las mas utilizadas son las podaderas, las tijeras cortasetos, las tijeras cortarramas, las sierras y la navaja jardineras.
Las tijeras de poda son indispensables para cualquier tipo de trabajo de corte. Es la herramienta más empleada, y con el tiempo se ha visto perfeccionada dada a la variedad de árboles y arbustos. En el mercado encontramos modelos ligeros y otros más pesados: pueden tener una o dos hojas. Pero las tijeras de poda se tiene que adaptar a la mano quien la utilice, no comprar modelos demasiado pesados o duros para el esfuerzo de una mano normal o fina, por ejemplo.
No hay que utilizar nunca las tijeras de poda para cortar ramas muy gruesas, sino la sierra. Después de la poda hay que limpiar la herramienta con alcohol; y luego hay que engrasar las partes funcionales para que se conserven bien y se pueda usar otra vez.

Las técnicas de Poda:

Con las tijeras de podar de tamaño normal se puede cortar cualquier rama que no sobrepase los 2 ó 2,50 cm. de diámetro. La hoja cortante debe colocarse al lado del brote o del trozo que hay que conservar en la planta. Si no se ha cortado bien por cualquier defecto ya sea por el afilado o del ajuste de las hojas, se rectifica el corte con una podadora; no deje trozos trozos de corteza que sobresalgan del borde de una poda.
Cuando se poda con tijera un peral o manzano, etc, y se quiere favorecer un brote, no hay que cortar muy lejos, sino a unos pocos milímetros de dicho brote; hay que realizar un corte oblicuo de modo que el agua fluya hacia el otro lado del brote. No hay que cortar en ángulo muy agudo pues favorecería la invasión de gérmenes de enfermedades.

Si quieres conocer todos los secretos para hacer buenas podas, visita estos otros artículos:

EL ARTE DE LA PODA EN LOS BOSQUES COMESTIBLES

EN SASTRERIA VEGETAL SOMOS EXPERTOS EN PAISAJISMO COMESTIBLE Y DISEÑO DE JARDINES. XEROJARDINERÍA, TECHOS VIVOS Y JARDINES VERTICALES. Consultoria permacultural: Lombricultura, agricolas, forestales e industriales. Producción ecologica,huertos urbanos,control de plagas y venta de fitosanitarios.